Centro Jose Guerrero

Verde oliva, 1979

Óleo sobre lienzo
182 x 132 cm.

La mayoría de aquellos cuadros debieron de pintarse apoyados en el suelo, y los brochazos, reconocibles en el interior de las masas cromáticas, se han aplicado siguiendo direcciones paralelas, con desplazamientos de brazo de impulso corto, evitando el cientismo circular que produce curvas en el lienzo.

Juan Antonio Ramírez

 


centro Arte Contemporaneo