Centro Jose Guerrero

Solitarios, 1972

Óleo sobre lienzo
216,5 x 183 cm.

Cuando pinto me siento como un combatiente de la resistencia buscando libertad para liberar mis intuiciones y emociones sencillamente y con pleno control. Las pinturas abren ventanas y puertas que conducen a un camino en la distancia donde hay luz y aire y agua sin límite y sin fin.

José Guerrero

 


centro Arte Contemporaneo