Centro Jose Guerrero

Solitarios, 1971

Óleo sobre lienzo
216,5 x 183,5 cm.

En un plano simbólico, incluso espiritual el arco o el óvalo significan refugio, promesa de protección, amparo y seguramente por eso resultan especialmente queridos por alguien tan emotivo como Guerrero.

Mª Dolores Jiménez Blanco

 


centro Arte Contemporaneo