Centro Jose Guerrero

Panorámica de Roma, 1948

Óleo sobre lienzo
87 x 184 cm.

Guerrero pintó desde su estudio en la Academia los tejados de Roma y callejas de Roma con el Vaticano al fondo. Le salió un dibujo grueso y esquemático, subrayado por una alegría de colores vivos y a la vez delicados, de domingo perpetuo, con monjas y curas de paseo, monjas de papalinas convertidas en livianas, mínimas y ágiles estructuras arquitectónicas, y curas y obispos como obeliscos antropomorfos.

Justo Navarro

 

Mientras que Afro ya estaba explorando la intersección de espacios que permanecían próximos al plano del cuadro, Guerrero se aferraba a las perspectivas convencionales. Sin embargo, como puede verse en una de sus más logradas vistas de Roma, Panorámica de Roma (1948), había abandonado las reglas de la perspectiva con el fin de atrapar los colores distintivos de Roma, fogonazos de rosa, siena y ocre resaltados por la siempre elegante luz solar. Las críticas aparecidas en los periódicos de su exposición en la Galería Obelisco de Roma reflejaban el brío cromático de Guerrero [...]


centro Arte Contemporaneo