Centro Jose Guerrero

2014

 


PROYECCIÓN JOSÉ GUERRERO

En el marco del Congreso “Poéticas del color y del límite: 100 años de José Guerrero”
Actividad complementaria que tendrá lugar el 12 de noviembre de 2014, a las 20:00 h

Organizada por el departamento de Artes Audiovisuales de la Diputación de Granada

Se proyectarán:
Colours Manuel Navarro. España (2013) 80´
Desde Granada con color: José Guerrero Ático 7. España (1985) 6´
Guerrero pinta un cuadro (Día festivo) Alberto Portera. España (1968) 11´

Sala de Proyección
Palacio Condes de Gabia
Placeta de los Girones 1
www.dipgra.es

PROGRAMA

En la actualidad asistimos al ascenso de una ideología amparada en una compulsión a la mirada que, paradójicamente, la empobrece. La idea de esa mirada, puesta en obra en una imaginería, en una tecnología, es un hecho verdaderamente actual e históricamente reciente y supone que todo lo Real es susceptible de atravesarse, de visibilizarse, que ninguna opacidad puede resistírsele. Es lo opuesto a la pintura, incluso a cierta imagen en movimiento, que vela con su iconografía una escena posible de encuadrar, de sustentar en los márgenes …un Real indecible. Da a ver, sí, aquello necesario e invisible a los ojos ávidos del espectador.

El cine, es cierto, reconstruye una cierta memoria y es necesaria para la cimentación de los mitos. También en el caso de José Guerrero del que, tal vez por su adscripción social, se guardan pocas imágenes de infancia y juventud. Pero, curiosamente, la historia proporciona otras en las que pinta y convierte el lienzo en trozos de Real, intentos vanos de superar los límites: trampas para la mirada, cárceles del goce arrojadas sobre el lienzo como si fueran restos de su propia mirada.

Colours, Manuel Navarro. España (2013)

Colours es una práctica documental dirigida por Manuel Navarro, en la que se revisa la obra y vida de José Guerrero a partir, sobre todo, de la brecha abierta por su estancia en New York. Tras su discurso, sus palabras, que envuelven el comienzo: “no aprender demasiado pronto”, “la guía de la torpeza”, “el abierto futuro”, “ir más lejos”… se encuentra, quizás, lo que da nombre al film: “el color que le falta en su manera de pintar”. Navarro hace un recorrido, a partir del autorretrato del pintor, desde su llegada a N. Y. con 35 años hasta sus orígenes en Granada. Esa mirada hacía atrás le permite vislumbrar la amalgama que el expresionismo abstracto y la Escuela de New York formó con el Barranco de Víznar, las lavanderas, los arcos o las gitanas preñadas de sus orígenes.

Era el NY de Pollock, De Kooning, Rothko pero también el de españoles como E. Neville, la familia García Lorca, Juan Ramón o Jorge Guillén. Las palabras de Muñoz Molina, Justo Navarro, María Corral,…van perfilando el contraste del ambiente que había en Granada, incluso en el resto de Europa, con el auge de la ciudad de los rascacielos. Su transición de la pintura de acción al expresionismo abstracto y los campos de color, a su instinto por el tono y el matiz de la luz, vino marcado por su adscripción intelectual a pintores y allegados a la galería de Betty Parsons a finales de los años cincuenta. Pero también a las reminiscencias de sus recuerdos infantiles de su madre de negro, escenas de miseria y opresión.

Desde Granada con color: José Guerrero. España (1985) 6´ Ático7

Desde Granada con color forma parte de una serie solicitada desde el Ayuntamiento sobre los pintores contemporáneos de la provincia a la productora Ático 7. El propio José Sánchez Montes entrevista a José Guerrero cuando ya estaba afincado en España y su obra había sido expuesta, después de ser un reputado artista, en algunas Galerías públicas y privadas de Granada gracias a los hermanos Revilla o Frasco Morales. En ese tiempo, no era extraño encontrar algunos grabados de José Guerrero en las paredes de profesionales y gente de la cultura, incluso algún lienzo en casas de la burguesía granadina. En ese sentido cobran valor las palabras del pintor: “La otra Granada era muy diferente”. Resultan también curiosos los detalles de su estudio con la foto de su madre sobre la mesa o declaraciones sobre su firma a la espalda del lienzo o lo que hace todos los días al levantarse. Estos datos aportados en pocos segundos contrastan con las imágenes del pintor distendido y sonriente.

Día festivo Alberto Portera. España (1968) 11´

El film Día Festivo o Guerrero pinta un cuadro (1968), como suelen llamarlo, rodado en Súper 8 por Alberto Portera, es paradigmático. En él se basan todos los trabajos que sobre Guerrero se han hecho en materia audiovisual. En cierto modo, es fundacional. Y lo es porque permite al espectador asistir al proceso manual de los bocetos, los trazos en negro, primero, que esparcidos en el suelo, componen una idea que el pintor traslada con anticipación, poseído por la obsesión de terminar, después. Los rojos, azules y negros contrastan con el color de la propia camisa que descaradamente compite con las pinturas surgidas de los botes. Los largos planos sobre el proceso, se detienen después en el rostro y los gestos de Guerrero cuando su cuadro está acabado. Por fin, después de revisar esa y otras piezas similares en las que los rojos, los azules y el propio argumento dominan, deja al espectador pensar. Así, y como el Creador, José Guerrero descansa en la silla blanca del estudio: Día festivo, después del trabajo.

José Luís Chacón
jlchacon@dipgra.es


centro Arte Contemporaneo