Centro Jose Guerrero

Azul añil, 1989

Óleo sobre lienzo
185 x 145 cm.

La obra de Guerrero de los noventa no es una reescritura hábil y astuta de lo ya conocido, sino una celebración de las propiedades de la pintura, una transformación del color en forma, donde el proceso de percepción es mucho más lento, y donde entendemos la importancia que en su obra adquiere la naturaleza emocional del espacio y el proceso físico de crearlo.

María de Corral: “Guerrero - De Kooning. La sabiduría del color”, en: Guerrero - De Kooning: la sabiduría del color. Centro José Guerrero, Granada, 2001.


centro Arte Contemporaneo