Centro Jose Guerrero

Autorretrato, 1950

Óleo sobre lienzo
61,5 x 51 cm.

...la mirada que quedó plasmada en aquel Autorretrato, la mirada de Guerrero, era el resultado de una formación que, sin responder a un programa pretrazado, no era tan azarosa como pudiese parecer, y tiene su continuidad en toda la obra posterior de Guerrero, que se revela así como un artista culto y capaz de escoger sus propias fuentes y referencia por encima de los debates o las modas del momento.

María Dolores Jiménez-Blanco

 

 


centro Arte Contemporaneo