Centro Jose Guerrero

 

El próximo lunes, 20 de octubre, el Centro José Guerrero de la Diputación de Granada continúa el ciclo de conferencias Cuarenta pinturas en busca de voz. Las obras de la colección contadas por sus observadores. Este ciclo forma parte de las actividades programadas para conmemorar el centenario del nacimiento de José Guerrero. Para ello el Centro que lleva su nombre invita a escritores, historiadores del arte y artistas a elegir una obra de la colección para que sea expuesta, y a explicar las razones que motivan la elección. Todos ellos son buenos conocedores de Guerrero y de la colección del Centro, en muchos casos han estudiado a uno u otra. Pero esta vez se trata de una aproximación menos académica, más personal.

 

La colección del Centro, compuesta por cuarenta obras sobre lienzo y veinte obras sobre papel, abarca un arco cronológico que permite conocer la trayectoria de un artista considerado por críticos e historiadores como una referencia del arte español contemporáneo. Gracias a la generosidad de su familia, que puso a disposición del Centro la colección personal de José Guerrero, se seleccionó un conjunto de obras que permite observar las etapas más representativas de su trabajo: la influencia de Matisse y Picasso mediados los años cuarenta, la inmersión en el expresionismo abstracto en el Nueva York de los años cincuenta, el impacto del pop art a finales de los sesenta, el hallazgo de un sistema formal propio a partir de los setenta y la plena madurez.

 

Para esta sesión, Manuel Borrás y Francisco Baena han elegido la obra La Brecha de Víznar. Aunque no forma parte de su serie más influyente ni se caracteriza por el júbilo del color que lo haría popular, si hubiera que citar una obra de Guerrero, un solo cuadro suyo, la mayoría diría La Brecha de Víznar. Y eso que el propio pintor siempre lo sintió hasta cierto punto fracasado, cansado de tanto insistirlo: “Después de batallar con él, de batallar tanto..., salió algo tan justo que ya no se podía tocar [...] me gustaría que respirara el cuadro..., ese cuadro..., se murió porque se tenía que morir, como la brecha de Federico..., se murió porque lo trabajé demasiado y lo ahogué”.

 

 

Manuel Borrás Arana se licenció en Filología moderna por la Universidad de Valencia, en las especialidades de alemán e inglés. Desarrolla actividades editoriales desde 1974, fecha en que funda la editorial Pre-Textos junto a un par de socios colaboradores. En la actualidad es director literario de dicha editorial, desde la que animó a José Guerrero para que escribiera sus memorias. Colabora esporádicamente en publicaciones periódicas y revistas especializadas.

 

Francisco Baena es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Granada y doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid. Es coordinador de exposiciones del Centro José Guerrero desde su fundación. En mayo de 1988 asistió al Taller de Arte Actual que dirigió José Guerrero en Círculo de Bellas Artes de Madrid.

 

 

ORGANIZA: CENTRO JOSÉ GUERRERO DE LA DIPUTACIÓN DE GRANADA

LUGAR: Centro José Guerrero

DÍA: 20 de octubre

HORA: 19:30

 

ENTRADA LIBRE HASTA COMPETAR EL AFORO

 

 

 


centro Arte Contemporaneo